La ex gobernadora macrista María Eugenia Vidal sigue jugando al suspenso mientras su estrella no es la de otros tiempos. Lejos quedaron los días en que todos buscaban una foto con ella. Ayer, reapareció en público con la presentación de su libro ‘Mi Camino', pero prácticamente pasó desapercibo en los medios y las redes sociales. 

Como era de esperar, Vidal cuestionó al gobierno nacional: "El plan de vacunación no funcionó. El año pasado nos encerramos porque no teníamos vacunas y porque el sistema de salud tenía que ser fortalecido. Este año sí hay vacunas, pero no hay vacunas en nuestro país", dijo.

Más allá de cierta mirada nacional, Vidal evitó hablar de Axel Kicillof, gobernador bonaerense, y tampoco se expresó sobre su futuro inmediato. "Ayer hubo 27.000 contagios. No corresponde hablar de candidaturas", se excusó. ¿No participará de las elecciones de medio término?

"Todavía estamos discutiendo públicamente cuál es la fecha de la elección. Creo que todavía hay tiempo para definir. Lo que me da mucha tranquilidad es saber que Juntos por el Cambio creció y hoy tiene muchos liderazgos", dijo.

Ese juego sinuoso de Vidal pone nervioso a los sectores duros de Juntos por el Cambio y también a los medios opositores, lo que explica que prácticamente ningún canal diera en vivo la conferencia de la ex mandataria.