Alan Bogado, el espía denunciado por el fiscal Alberto Nisman por presuntamente encubrir el atentado a la AMIA, afirmó que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario general de Presidencia, Fernando De Andreis, le entregaron en la Quinta de Olivos a sus abogados un guión con las declaraciones que tenía que dar ante el juez federal, Claudio Bonadio, por la causa del Memorándum con Irán.

Según reveló El Destape, Bogado además afirmó que un alto dirigente de Cambiemos le dijo que el objetivo de reabrir la causa por la denuncia de Nisman eran encarcelar a Cristina Kirchner. 

"En su momento un alto dirigente de Cambiemos muy amigo mío me dice que se va a reabrir la causa y el objetivo era meter presa a Cristina Kirchner, Zannini, Parrilli, (el ex subdirector de Inteligencia, Martín) Mena. La primera etapa eran las detenciones de funcionarios de menor nivel como D´Elía, Esteche y Khalil. Me dice ´hay una forma, yo te puedo contactar con gente del Gobierno que te podrían facilitar tu situación judicial, dependiendo de las declaraciones que vayas a dar´", sostuvo. 

Durante el inicio del Gobierno de Macri, el juez oficialista Bonadio le dio impuslo a esa causa para hostigar a Cristina y ex funcionarios de la administración kirchnerista. Finalmente, la causa quedó en la nada en medio de denuncias por irregularidades.