Increíble, pero real. La Cámara Federal de Casación Penal pidió al juzgado de instrucción que lleva la causa por los cuadernos del remisero Oscar Centeno el envío "con carácter de urgente" de "soporte fílmico, digital u otro medio técnico en el cual se hayan registrado" las declaraciones de los imputados arrepentidos del caso.

Esa causa fue llevada adelante por el fallecido juez Claudio Bonadio y por el fiscal macrista Carlos Stornelli. El pedido con "urgencia" se debe a que no existen las grabaciones de esas declaraciones. Es decir: Bonadío actuó en la causa en base a esos testimonios pero no dejó ninguna constancia de su existencia. Gravísimo. 

De fondo, están todas las irregularidades de una causa que comenzó con las fotocopias de un cuaderno, donde supuestamente un chofer habría dejado registro de hechos de corrupción. La desaparición de las grabaciones puede deberse, en buena medida, a las denuncias de muchos indagados, quienes denunciaron que tanto Bonadio como Stornelli les exigieron involucrar a Cristina Fernández de Kirchner en la causa. Si no lo hacían, quedaban detenidos. Escándalo.

Ahora, las defensas de muchos procesados pidieron, como era de esperar, la nulidad de toda la causa por falta de estos soportes, entre otros argumentos. ¿Se cae la causa cuadernos?