Cecilia Nicolini afirmó que el decreto de necesidad y urgencia publicado este sábado "abre la posibilidad a muchísimas cuestiones en diferentes ejes" ya que "da un marco jurídico que permite avanzar en la firma de contratos con laboratorios como Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson y Janssen".

"Este DNU abre la posibilidad a muchísimas cuestiones y no solamente a firmar eventuales contratos, ya que este decreto da un marco jurídico que nos permite avanzar en varios ejes", explicó Nicolini este sábado en declaraciones radiales.

El DNU 431 fue publicado este sábado en el Boletín Oficial y modifica el artículo 4 de la ley 27.573, con el objetivo de regular y actualizar el marco legal en el que se desenvuelve el mecanismo de compra de vacunas contra el coronavirus, lo cual abrirá el paso a la adquisición de dosis pediátricas y permitirá ampliar el espectro de inmunizantes disponibles para la población en general.

Sobre las distintas opciones que habilita el DNU, la asesora dijo que "por un lado permite avanzar en la firma de contratos con laboratorios como Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson y Jansen para poder tener esas vacunas aquí".

"También nos abre la posibilidad de recibir donaciones y no solamente de Estados Unidos, sino de algunos mecanismos o países que tengan estas vacunas para donar", señaló la asesora presidencial, y agregó: "El DNU también nos permite participar de las nuevas ventanas del Fondo Covax, que tiene algunas de estas vacunas para ofrecer, pero necesitábamos tener un acuerdo legal que nos permita recibir esas dosis".

Sobre los tiempos de negociación, Nicolini sostuvo que "las negociaciones no son de un día para otro y además las circunstancias cambian muchísimo, ya que la información que tenemos sobre las vacunas no es la misma" y consideró que "las exigencias y las demandas de los laboratorios también van cambiando y ya no piden lo mismo que el año pasado".

"Hoy en día sabemos que las vacunas son muy seguras, eficaces y que están respondiendo con una alta efectividad a la hora de utilizarlas en la población y eso también es punto importante que fue evolucionando", apuntó.

Al respecto, Nicolini puntualizó que "una de las cuestiones que complejiza mucho estas negociaciones es el secreto de confidencialidad y por eso hay cosas que no se pueden salir a explicar o comentar los detalles".

En ese aspecto, aseveró que "el tema de la negligencia no era uno de los principales escollos y ahora en el DNU se reemplaza lo que antes se preveía como conductas fraudulentas por conductas dolosas, algo que ya está estipulado en nuestro Código Civil".

"Luego de muchos meses de trabajo, finalmente se llegó a este decreto que nos permite poder avanzar con la compra de vacunas para niños, niñas y adolescentes, lo que era uno de los principales objetivos", concluyó la funcionaria.

"También nos permite seguir firmando contratos para adquirir vacunas que también van evolucionando y que pueden dar respuestas también a las nuevas variantes del coronavirus", cerró.