Otra empresa bajó la persiana y suspendió a todos sus trabajadores ante la falta de ventas producto de la crisis económica que desató el gobierno de Cambiemos. Se trata de Cerámica Cortines, quien anunció que suspenderá a todos sus trabajadores y cerrará sus puertas.

La empresa tiene tres plantas de producción en la localidad, dos de ellas detendrán su producción y la tercera parará las máquinas a partir de junio. La compañía argumentó que la decisión se debe a un "freno brusco" en la venta y la acumulación de stock.

Según informó la prensa local, Cortines es una de las empresas con mayor capacidad de ocupación laboral del distrito. De acuerdo al informe empresarial, el stock acumulado se disparó en el primer trimestre de 2019, con 2 millones de metros cerámicos sin vender.

En consecuencia, 320 trabajadores dejarán de acudir a la fábrica. Si bien los mismos cobrarán cerca del 90 por ciento de su sueldo, la situación hace temer un cierre definitivo. Según algunos medios locales, los mismos ya venían percibiendo su salario en cuotas.