El senador nacional Martín Lousteau protagonizó un insólito blooper en medio de la reunión remota que mantuvo la Comisión de Justicia del Senado para discutir los cambios en la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal. Se trata de una ley clave, que la oposición sigue de cerca por su posible "riesgo institucional". 

Eso es para la tribuna porque la realidad es muy diferente. Lousteau dejó su micrófono prendido y todo el mundo se enteró de que no estaba atendiendo lo que pasaba en la comisión.  "Estoy hace diez, quince minutos, boludo, porque estoy con la Comisión", se le escuchó decir.

"Sigue con el micrófono prendido, ¿alguien le puede avisar?", reaccionó la senadora del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti cuando, por segunda vez, a Lousteau se le activó el micrófono y se escuchó una melodía musical. "A ver, senador, por favor", agregó el senador kirchnerista Martín Doñate.

"Miren qué importante que es para el senador Lousteau esta comisión, miren qué importante es, en nombre de la República", remató la senadora kirchnerista María de los Ángeles Sacnun, que ya había mantenido un intercambio con Lousteau por las diferencias entre las posturas de ambos.