Carlos Giménez, militante de la Federación Obrera Regional Argentina (FORA) de Lomas de Zamora, había viajado a comienzo de esta semana para respaldar la huelga general y registrar la lucha que el pueblo chileno viene protagonizando en las calles contra el modelo neoliberal del gobierno de Sebastián Piñera.  

En el marco de su participación del paro y las revueltas populares callejeras, Carlos fue alcanzado por la represión del día martes de los Carabineros en las inmediaciones de la Plaza Italia de Santiago de Chile.  

“Cuando me estoy volviendo, había un saqueo en un supermercado y entro a filmar. Ya estaba todo tirado. Y entran los PACOS (Carabineros). Cuando quise salir, me agarraron y me tiraron al piso. En la mochila me pusieron cosas que estaban tiradas en el suelo con el fin de vincularme con el saqueo” cuenta el militante desde Santiago de Chile, donde permanecerá hasta el próximo viernes.

“Voy a la Comisaría Tercera. No me maltrataron por suerte. Hubo compañeros que entraron muy golpeados. Fuimos a la Fiscalía a una Audiencia y quedamos en libertad” continúa el relato. Y agradece la ayuda de los compañeros que se acercaron hasta el consulado chileno en nuestro país con el asesoramiento de abogados ante la falta de noticias de su paradero.

Sobre la situación que se está viviendo en el país vecino, el militante oriundo de Lomas de Zamora cuenta sus sensaciones: “Es muy lindo que los hijos del pueblo salgan a la calle. Me preocupa que no haya una organización para lo que viene. Es todo muy espontaneo. Me parece que acá se puede hacer un camino más emancipatorio. Hay mucha energía en la calle”.

Y le dedica un párrafo especial al rol de los medios hegemónicos en la cobertura de las movilizaciones y revueltas populares. “Los medios no te muestran nada. Prendes la televisión y hay una novela tras otra. Boicotean todo el tiempo la lucha en las calles” sostiene y lo relaciona con el golpe de Estado en Bolivia con una complicidad explicita del blindaje mediático.

Por último, Carlos envía algunas imágenes de su registro sobre las movilizaciones que acompañan esta nota y finaliza con un saludo porque se enteró que en un rato comienza un piquete en el barrio donde se está alojando y saldrá nuevamente a la calle a apoyar la lucha del pueblo chileno.