La Cámara de Diputados de Chile aprobó esta madrugada avanzar con el juicio político contra el presidente Sebastián Piñera, por las supuestas irregularidades con la venta en Islas Vírgenes Británicas de un polémico proyecto minero, información que salió a la luz con los Pandora Papers. En 2016, Mauricio Macri apareció en los Panamá Papers. Nunca se investigó ni pasó nada. ¿Los republicanos argentinos no quieren imitar a Chile?

Tras una jornada maratónica de 24 horas -y en medio de una campaña electoral suspendida por casos de covid entre los candidatos- los diputados resolvieron por 78 votos a favor y 67 en contra que la acusación constitucional presentada el pasado 13 de octubre por la oposición pase al Senado, el órgano que se encargará de juzgar al mandatario.

Ahora el Senado debe decidir si da luz verde o no al juicio político. La acusación se votará en la Cámara Alta apenas unos días antes de que Chile celebre el próximo 21 de noviembre las elecciones más trascendentales e inciertas de su historia reciente, reseñó Página 12. 

En Chile se desató un escándalo cuando se supo que Piñera aparecía vinculado a sociedades en paraísos fiscales. En Argentina la situación fue muy diferente. Macri también fue nombrado en 2016 en los Panamá Papers. Pero nunca nadie lo investigó ni el caso generó ninguna repercusión en los grandes medios de comunicación, cuyos accionistas también tienen sociedades en paraísos fiscales. Ahora Chile dejará de ser un ejemplo a imitar en Argentina...