"Monte Olivia", la icónica heladería ubicada en la esquina de Mercedes y Fernández de Enciso, en el barrio porteño de Villa Devoto, anunció su cierre tras 55 años, al no poder solventar los gastos en el marco de la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus.

Con un conmovedor comunicado publicado en sus redes sociales, informaron el cierre de la heladería con una carta dirigida a sus clientes y pusieron fin a un clásico del barrio que había abierto sus puertas en 1966.

"Debido a la complicada situación económica que nos toca vivir originada por la pandemia y sumado al hecho circunstancial de que nos han fijado un alquiler excesivo en dólares, que nos resulta insostenible para nuestras finanzas, no podemos continuar con la actividad de nuestra querida heladería", informaron en el escrito.

“Es por ello que acudimos a vuestra memoria colectiva para recordar los gratos momentos vividos en Monte Olivia y así mantener presentes esas imágenes, como una postal frente a Plaza Arenales, de algo que disfrutamos mucho en cada momento vivido”, agregaron desde la heladería, cuyo actual propietario es Salvador Viscomi, conocido en el barrio como "Turi".

Tal como expresaron, con el correr de los años Monte Olivia se había convertido en un ícono de la Plaza Arenales y un punto de encuentro ubicado en una esquina estratégica.

“La despedida no es fácil y trae congoja a nuestros sentimientos y espíritus”, expresaron con dolor y agradecieron a sus clientes por el apoyo al negocio durante tantos años.

Fuente: Minuto Uno