La ministra porteña de Educación porteña habló sobre el descuento a los docentes que no vuelvan a las aulas en la Ciudad el próximo 17 de febrero.

La funcionaria aseguró que no se trata de un “castigo para nadie, sino condiciones diferentes dependiendo de cada situación”, en una entrevista televisiva.

Sobre el rechazo de algunos de los gremios docentes, señaló: “Nosotros reconocemos el trabajo enorme de todos los docentes y por eso yo diferencio la vocación y la voluntad de todos ellos para la vuelta a la presencialidad de algunas manifestaciones de algunos sindicalistas”.

Además, aclaró que "en el caso de que el docente sea de riesgo, hay una nueva licencia que está en las normativas del año pasado y que los exceptúa de la presencialidad, pero no del trabajo. Tienen que seguir dando clase a distancia”.

Y añadió: “Ellos pueden tomar la medida de fuerza que quieran, pero no están yendo a trabajar. Cuando no van a trabajar, se descuenta el día. Esto ha sido siempre así en la Ciudad, incluso fue a la Justicia y fue ratificado, por lo que tiene todo el marco de legalidad que corresponde. Ellos tienen el derecho a manifestar su posición y el Estado, a descontar el día no trabajado”.

El jefe de Gobierno de la Ciudad reveló en una conferencia de prensa ayer que los docentes serán testados cada 15 días y confirmó que las clases presenciales iniciarán el 17 de febrero.

Fuente: Minuto Uno