La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto ya aprobado por el Senado que promueve la “equidad en la representación de los géneros desde una perspectiva de la diversidad sexual” en los medios de comunicación audiovisual, “cualquiera sea la plataforma utilizada”, y que contempla un cupo para personas trans del 1 por ciento.

La iniciativa establece un régimen de cumplimiento obligatorio para los medios de gestión pública e incentivos para que el sector privado adhiera, con beneficios en el acceso a la pauta oficial. Es decir, se premia a aquellos que demuestren avances en equidad de género.

Lo insólito en torno a la ley pasó con el macrismo, que apoyó la iniciativa en el Senado. Sin embargo, se dieron vuelta en Diputados y votaron en contra. ¿El motivo? Las presiones de Clarín y los grandes medios de comunicación. Tuvieron medio a las represalias...

"La oposición ya había votado a favor en el Senado. Venía todo tranquilo hasta que ADEPA apareció. Ahí hicieron todo lo posible para no votar. Trataron de levantarse para dejarnos sin quórum, trataron de votar en contra", contó Gabriela Cerruti, legisladora kirchnerista. 

Además, la diputada contó que "se dijeron muchas mentiras" sobre la ley. "Si tenés equidad en los géneros te vamos a premiar, no es que se va a quitar la pauta. Eso es mentira. No es que tienen que hablar con lenguaje inclusivo sino con lenguaje no sexista", aseguró. 

"Es una ley absolutamente inofensiva. La ley dice que los medios privados cumplan la equidad en la contratación de género, que no haya lenguaje sexista, etc.", resumió.