El macrismo quedó muy golpeado después de las elecciones en Entre Ríos, donde Cambiemos perdió por paliza contra el peronismo, que participó unido (incluyó al kirchnerismo). Es un formato que el justicialismo quiere replicar a nivel nacional. 

La derrota trae malas noticias en muchos sentidos. En primer lugar, porque se trata de una provincia ubicada en la Pampa Humeda, donde el macrismo cuenta con mayor adhesión. Cambiemos sacó el 33%, a pesar del enfático respaldo que le dieron el presidente Mauricio Macri y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, a los candidatos amarillos. 

Además, el resultado implica un retroceso de Cambiemos que hace sólo 4 años obtuvo el 39% y quedó a un puñado de votos de la victoria. Cuatro años después, perdió por más de 20 puntos. 

La derrota fue tan apabullante que los diarios oficialistas Clarín y La Nación decidieron sacar el tema de sus portadas. En el caso de La Nación fueron más allá: ni siquiera lo mencionó como título principal del diario impreso. Por lo visto, fue muy relevante la noticia de la victoria del golfista norteamericano Tiger Woods...