En tres días, y sólo con personal docente y no docente en las escuelas, se detectaron 14 casos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires y ya hay al menos seis colegios cerrados por los contagios. Hasta el momento, confirmaron desde el Gobierno porteño, que se hisoparon 3.059 personas vinculadas al ámbito educativo con el objetivo de arrancar las clases presenciales el próximo 17 de febrero. Los exámenes son voluntarios y, en principio, están pautados cada 15 días para prevenir infecciones.

Fuentes del Ministerio de Educación porteño explicaron que los casos positivos se conocieron gracias al testeo garantizado por el Gobierno de la Ciudad y que fueron confirmados - en gran parte - entre el lunes y martes, por lo que los contagios no tuvieron lugar en la escuela. Por otro lado, aseguraron que entregaron todos los kits necesarios para volver a clases presenciales, como alcohol en gel, lavandina, detergente, paños, pedalera para el alcohol en gel, termómetros y otros insumos.

"Hay COVID positivo en las escuelas y tratan de silenciarlo", dijeron desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) a este medio y alertaron que si bien es difícil saber dónde se infectaron los maestros, está claro que el virus entró a la escuela. O sea, el problema no es dónde agarraron el virus sino a quiénes podrían infectar por contactos estrechos durante las clases presenciales.

Más temprano, desde el Equipo de Promoción de Vínculos Saludables (EPVS) habían denunciado varios casos confirmados y seis escuelas cerradas por aislamiento. "El semáforo epidemiológico esta en ROJO. En CABA Larreta no tomó ni un recaudo para garantizar la salud de docentes, alumnos y familias. Docentes y familias están muy angustiados", dijeron en su cuenta de Twitter.

En estos momentos, la comunidad educativa porteña realiza un relevamiento de colegios para analizar la situación previo al inicio de clases. "Los primeros reportes enviados por docentes y familias permitieron detectar una gran cantidad de falencias para garantizar las más elementales normas de cuidados. Le seguimos planteando al Gobierno la necesidad de una mesa interdisciplinaria con las familias, estudiantes, docentes y especialistas de seguridad, higiene y salud para consensuar políticas de cuidado”, detallaron.

Desde el Gobierno porteño aseguraron que el análisis es dudoso pero, dijeron, chequearán la situación de las instituciones apuntadas por los docentes. Sin embargo, explicaron que todos los colegios están en condiciones de comenzar el ciclo lectivo presencial el 17 de febrero.

El plan de la administración porteña es testear a docentes previo al inicio de clases, de forma voluntaria y cada 15 días. Comenzaron el lunes y hasta hoy a la tarde ya se controlaron 3.059 personas de los cuales 14 fueron positivos. Además, 305 mostraron tener anticuerpos de COVID-19. O sea, tuvieron la enfermedad en otro momento.

Hay tres centros habilitados para el testeo: La Rural, de 8 a 20 de lunes a domingos. Se puede hacer el test tanto en forma peatonal o vehicular; la Usina del Arte, de lunes a viernes de 9 a 15 de forma peatonal y la Sede Comunal 7, donde el testeo es peatonal, de lunes a viernes de 9 a 15. Para pedir turnos tienen que ingresar a la web oficial y los resultados demoran entre 12 y 24 horas.

Fuente: El Destape