Como parte de una intervención del conjunto “próvida” en la Plaza Moreno de La Plata para rechazar la legalización del aborto y su tratado de los próximos días en el Congreso de la Nación, desplegaron un polémico acto que terminó con pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo tachados, réplicas de fetos ensangrentados y carteles con la consigna “Ni uno menos”.

El polémico acto obtuvo el inmediato repudio masivo de las organizaciones de Derechos Humanos, las cuales señalaron la “hipocresía” de “llamarse Pro Vida” y al mismo tiempo, tachar pañuelos que recuerdan a Madres y Abuelas que perdieron a sus hijos de las manos del terrorismo de Estado.

Además, la particular intervención incluyó réplicas de fetos ensangrentados, rosarios, banderas argentinas con un embrión que reemplazaba al sol y hasta la utilización de la consigna “Ni una menos” para referirse a los embriones.

Desde H.I.J.O.S., repudiaron “el acto vandálico de tachar los pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo en Plaza Moreno” al tiempo que expresaron: “Por casa pañuelo que tachen o borren pintaremos 30 mil”.