En un fin de semana largo marcado por un gran exodo de turistas en las principales ciudades balnearias de la Provincia de Buenos Aires, los partidos costeros de Necochea, Pinamar, Villa Gesell, La Costa y Mar del Plata presentan este lunes una jornada inestable con cielo cubierto, probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas e intensas, y una temperatura máxima de 25 grados.

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en Mar del Plata, por la mañana, el cielo se presenta cubierto, con llovizna y vientos leves, como lo fue toda la jornada del domingo.

Al llegar la tarde, se mantendrá con probabilidad de chaparrones y una temperatura máxima prevista en 25 grados, al igual que en el resto de las localidades de la costa bonaerense aledañas, mientras que para este martes se espera el cese de la precipitaciones, consignó el SMN. 

En tanto, en los balnearios de Pinamar, Ostende, Valeria del Mar y Cariló, el cielo estaba nublado y se anuncian posibles chaparrones hasta el mediodía, mientras que para la tarde y la noche se prevén tormentas aisladas.

En las localidades de Villa Gesell, Mar de las Pampas, Mar Azul y Las Gaviotas el cielo amaneció cubierto con tormenta débil. Hacia la tarde/noche se espera que el cielo continúe cubierto acompañado de lluvias intensas aisladas y chaparrones.

Además, las localidades del partido de la Costa -Mar de Ajó, San Bernardo, Santa Teresita, San Clemente del Tuyú, Las Toninas, La Lucila del Mar, Costa Esmeralda, Costa Azul, Costa del Este, Nueva Atlantis y Aguas Verdes, el cielo estaba esta mañana cubierto con tormenta débil. 

Por último, tanto en Necochea, como en Quequén, el cielo permanecía cubierto con lluvia débil y vientos leves, y por la tarde y la noche se prevén chaparrones y un descenso de la temperatura, según detalló el SMN.