El jugador de la sexta división de Barracas Central Dante Bareiro, compañero de Lucas González, el joven asesinado por la policía de Horacio Rodríguez Larreta de un tiro en la cabeza, relató cómo fue el episodio que terminó con la vida del adolescente de 17 años y denunció que los uniformados "plantaron un arma de juguete" en la escena del crimen. 

"Era mi hermano, entrenábamos todos los días juntos", contó Bareiro, y agregó que al termino del entrenamiento Lucas y unos amigos que había llevado al club para una prueba "decidieron ir a la esquina a tomar un jugo" en ese momento, se cruzaron con tres policías de civil que terminaron con la vida de Lucas. 

Según relató Bareiro, en ese instante los policías que no tenían uniforme "por tener vicera y ser más morochito ya sospechan de vos. Piensas que sos uno más de los ladrones que están robando a la noche" y optaron por cruzar el vehículo. 

Cuando la policía los quiso interceptar, "el compañero (de Lucas) que venía manejando tuvo miedo porque (los agentes) bajaron y sacaron la pistola", relató. En ese momento, "sin saber que eran policías, porque nunca se identificaron, quisieron esquivarlos" y fue entonces cuando "uno de los policías decidió tirar". 

"Recién terminábamos de entrenar", detalló el compañero de González. "Lo único que hicieron fue llegar adonde paso la situación y plantaron un arma de juguete en el baúl. Lo único que hicieron fue eso la policía", denunció. 

Luego de agonizar por horas, finalmente este jueves Lucas González murió a los 17 años por dos balazos en la cabeza que recibió por parte de agentes de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en el barrio porteño de Barracas.