Según reveló el periodista del Grupo Clarín Marcelo Bonelli, el Banco Central prefirió dilapidar reservas antes que frenar una corrida cambiaria para favorecer las chances electorales de Mauricio Macri en las elecciones. Igualmente, Cambiemos perdió con comodidad en primera vuelta. 

Según Bonelli, el propio Guido Sandleris, presidente del Central, reconoció a la oposición que le propuso a Macri endurecer el cepo para no seguir perdiendo reservas pero Casa Rosada se opuso. 

"Al acelerarse la corrida - a mediados de octubre- el BCRA llevó a Macri la siguiente propuesta: bajar la compra de dólares de 10.000 a solo 1.000. Pero la Casa Rosada le prohibió a Sandleris hacer modificaciones. El argumento fue electoral: defender el precio con reservas y no afectar a eventuales votantes de Cambiemos", describió Bonelli. 

"Guillermo Nielsen lo llamó para reclamar por ese despilfarro de billetes. Sandleris se defendió y culpó como responsable del problema al propio Mauricio Macri. Dos fuentes confirmaron que el jefe del Central dijo lo siguiente: que hacía dos semanas le había propuesto al Presidente endurecer el cepo, pero que la Casa Rosada se opuso a la medida", confirmó el periodista del oficialista Clarín.  

Y cerró: "Sandleris tuvo una semana difícil- antes de las elecciones- fruto de lo que algunos analistas consideran desconcertante estrategia cambiaria del BCRA. Los máximos banqueros conocen que Sandleris no solo perdió las reservas que declaró, sino que también tuvo una caída adicional no informada en tiempo y forma al mercado. El BCRA, el jueves pasado - 24 de octubre- informó oficialmente que licitó 346 millones para frenar el dólar. Pero también vendió en forma directa y sin anuncio otros 345 millones de dólares".