En el marco de las audiencias por la causa conocida públicamente como Oíl Combustibles que investiga una supuesta maniobra fraudulenta de los empresarios Cristóbal López y Fabiana De Souza, un testigo de la causa denunció la existencia de “un grupo de control para monitorear al Grupo Indalo”.

Se trata de un integrante de una división especial de fiscalización del organismo recaudador que admitió ante la Justicia la existencia de un grupo de control para monitorear y armar causas contra el Grupo Indalo. Siempre bajo la tutela del ex director de la AFIP durante la gestión de Cambiemos, Alberto Abad.

Según la información que detalló el periodista Gabriel Morini a C5N, fue un “testigo calificado”, quien brindó la información. En ese sentido, agregó que en principio confeccionó un informe, “en el cual mucho no se pudo saber sobre los datos referidos a quien se lo ordenó, o quiénes se lo ordenaron” porque el testigo se negó a detallarlo.

En concreto, este grupo de control confirma la persecución por parte del organismo recaudador contra el grupo opositor al gobierno de Mauricio Macri. El empresario Fabián de Souza ya había denunciado la persecución por parte del ex oficialismo para “meter presa a Cristina”.