Este viernes la Cámara Penal de Bahía Blanca ratificó el fallo de la Justicia Correccional de Mar del Plata que condenó en 2018 al intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, a la inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos. 

En el entorno de Menéndez aducen que la causa fue motorizada por el ex jefe comunal Raúl Othacehé, cuando el hoy intendente buscaba conseguir una interna dentro del peronismo en los años en que Merlo estaba bajo el mando de uno de los históricos barones del conurbano.

En consecuencia, la Justicia de Bahía Blanca ratificó la condena de por vida a la inhabilitación para ejercer cargos públicos y dos años y medio de prisión contra Menéndez, luego de ser imputado en 2018 por "fraude a la administración pública". Después de una serie de movimientos de dinero que derivaron en un faltante de $600.000 en el Casino Central de Mar del Plata, cuando era director de provincial de Casinos en el año 2007.

El fallo sería inapelable, pero desde el entorno de Menéndez aseguraron que harán lo posible para buscar la apelación en la cámara de casación y si se le da lugar, en la Suprema Corte de Justicia.

Según informó el portal Infobae, el entorno cercano al intendente asegura que no dará un paso al costado y seguirá en su cargo hasta que se resuelva su situación judicial.