Casi 2400 personas de 15 comunas de la Ciudad y 24 partidos del Conurbano dieron a conocer cómo la cuarentena les cambió la vida mediante una encuesta realizada hace una semana.

Según el estudio “Evaluación sobre los cambios en la vida cotidiana producidos por la pandemia en el ámbito del AMBA” publicado por la consultora Analogías, la mayoría mejoró su convivencia y duerme y come más que antes del inicio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) dispuesto por el Gobierno para frenar al Covid-19.

“Los niveles de satisfacción sobre cómo se viene desarrollando la convivencia en el hogar son muy altos”, revela el informe que arroja como resultado que un 84% de los consultados se lleva “igual de bien”, “mejor” y “mucho mejor” que antes de la cuarentena con quienes comparte la casa. Sin embargo, en los casos de hacinamiento (más de dos personas por ambiente) la respuesta “peor” llega al 40%.

En cuanto al descanso, casi un 70% asegura que duerme “igual” y “más que antes” del ASPO, en tanto que respecto a la alimentación, el 80% respondió que come “igual” y “más que antes”.

Probablemente la suba en la ingesta de comidas sea en respuesta al afecto negativo que provoca el encierro. Es que casi el 50% de los consultados manifestó tener “bastante” y “mucha” ansiedad, angustia y miedo por el aislamiento; en tanto que un 65% cree que la cuarentena afecta “bastante” y “mucho” el ánimo de la población.

Trabajo durante el aislamiento

De los que respondieron que están en relación de dependencia o que son cuentapropistas o empresarios, la mitad aseguró que sigue con sus actividades normalmente y sólo un tercio lo hace desde su casa. Al 56% le bajaron “poco” y “nada” los ingresos y el 51% le dedica “igual” y “más tiempo” que antes al trabajo.

Consumo

Los productos de limpieza son muy requeridos por los consultados, mientras que los de electrónica, la ropa y el calzado –entre otros- no están en sus prioridades.

Según el relevamiento, el 90% compra “igual” y “más que antes” artículos de higiene, mientras que el 80% negó haber adquirido electrónica, prendas de vestir, zapatos o zapatillas durante la cuarentena. Además, un 55% confesó que usó ahorros o pidió dinero prestado en lo que va del ASPO.

Niños en edad escolar

Casi en la mitad de los hogares hay niños o jóvenes en edad escolar y, si bien el compromiso con las actividades educativas a distancia es alto, no es total. Del 47% de las casas en las que hay chicos escolarizados, en el 73% respondieron que cumplen “bastante” y “mucho” con las tareas remotas.

Fuente: Analogías, Minuto Uno