Por todos los medios, el Gobierno de Mauricio Macri quiere echar al incómodo juez Alejo Ramos Padilla. Teme que su investigación tenga alcances inesperados sobre aliados de Casa Rosada. Por eso, envió un pedido al Consejo de la Magistratura para que trate la destitución del magistrado. 

Hoy, el juez de la Sala II de la Cámara Federal de San Martín e integrante del Consejo, Alberto Lugones, rechazó esa posibilidad. "Quisiera saber a qué se refieren cuando se hablan de falta de imparcialidad y algunas otras cuestiones que plantean desde los medios. No veo causales para la remoción del Juez Ramos Padilla. Me parece que este pedido no va a avanzar", aseguró. 

En diálogo con Maldita Suerte (FM La Patriada) insistió: "No me gusta que los jueces sean perseguidos por estar investigando. Hay que dejar trabajar a los jueces libremente. El poder judicial funciona bien cuando se lo deja actuar libremente". 

Sobre la exigencia de destitución de Macri, agregó: "A mí me parece que no da para avanzar, hay que ver qué plantean los denunciantes. Los denunciantes plantearan las pruebas y los argumentos por los cuales estiman que el juez cometió el mal desempeño. En tanto y en cuanto, el juez haya actuado en un marco de razonabilidad, la derecha esta en que el juez, como cualquier ciudadano, puede opinar libremente".

Por último, criticó a Macri por cargar públicamente contra Ramos Padilla: "No es lo mismo que opine un ciudadano de la calle a que opine el Presidente", describió.