El miembro del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid brindó una conferencia de prensa para analizar el impacto del cuarto paro nacional que los gremios realizaron contra las políticas de ajuste del Gobierno de Mauricio Macri. La medida de fuerza tuvo un alto acatamiento en todo el país. 

"Al mismo tiempo que la cabeza del Poder Ejecutivo está en Estados Unidos, se conoce la renuncia del presidente del Banco Central (Luis Caputo), que demuestra las tensiones en el equipo económico y no hacen más que afirmar que no estamos ante el mejor equipo de los últimos 50 años, sino que estamos enfrentando una crisis monumental, que empezó en el plano económico y se agrava en el plano social", resumió. 

"Dicen que no hay alternativas, pero desde acá decimos con humildad y respeto de la instituciones, que si no hay Plan B o solución, tampoco va haber tregua con el movimiento sindical argentino", siguió  Schmid. 

Además, destacó: "Quisimos tratar de evitar que se sigan provocando despidos en el sector público y privado, y que no se siga perdiendo poder de compra de los salarios". 

En el mismo sentido, destacó: "Las paritarias se tornan insuficientes a un programa económico que cada vez deteriora más el valor de nuestra moneda. No solo se devalúa la moneda, se ha devaluado la palabra del Poder Ejecutivo, y cualquier expectativa que tengamos de este gobierno, que no hizo otra cosa que construir macana tras macana en el plano económico. Lo que ganamos en la mesa paritaria lo perdemos al otro día en el supermercado".

Por último, insistió: "La CGT aspira a que haya un cambio en un plan económico que definitivamente ha fracaso, que no va a dar soluciones y está condenado a dar más pobreza, miseria y atraso".