Según reseñó Página 12, se estima que más de un centenar de intendentes de comunas cordobesas apoyarán a la fórmula de candidato a presidente Alberto Fernández, y a la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner. 

De este modo, toman distancia de la decisión del gobernador justicialista de Córdoba, Juan Schiaretti, quien decidió no apoyar a ninguna fórmula nacional y dejó vía libre a los dirigentes de su espacio político. 

“Estoy dentro de la estructura peronista que lidera Schiaretti, y él marcó una estrategia clara: apoyar la lista de candidatos de nuestro partido y libertad de acción en la fórmula presidencial. Yo apoyaré la candidatura de los Fernández”, expresó Martín Gill, intendente de Villa María reelecto hace una semana con el 55% de los votos. 

Así varios intendentes dieron declaraciones pero pidieron cierta privacidad a Página 12 respecto a su nombre, no por represalia de Schiaretti, sino por las modificaciones que se pueden dar en el tiempo que resta para las elecciones. Allí uno de ellos expresó: “Yo entiendo que Schiaretti esté haciendo equilibrio como puede, no apoyando a Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto de una. Pero lo que debería entender es que del 57% que lo votaron, muchos son de Cristina Fernández de Kirchner que no presentó lista”. 

Lo que pase en Córdoba seguramente volverá a definir la elección de este año. En 2015, el macrismo superó el 50% en primera vuelta y alcanzó el 70% en el balotaje. Con esos tremendos números provinciales, quedó segundo en las generales y ganó en la segunda vuelta por 2%. ¿Qué puede pasar si se modifican esos guarismos?