La Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito informó la muerte de Mariela -seudónimo- una mujer de 40 años que falleció tras haberse realizado un aborto clandestino en Córdoba. Según la información que difundió la Campaña, la mujer murió el 7 de noviembre, pero su historia se conoció recién esta semana.

Según confirmó el Ministerio de Salud de Córdoba a Telam, Mariela falleció a causa de aborto séptico, un proceso infeccioso caracterizado por una endometritis, anexitis y parametris por contaminación ovular durante las maniobras abortivas o por rotura espontánea de las membranas ovulares.

Mariela era madre y es la cuarta persona del país que muere debido a un aborto inseguro en lo que va del año. De todas formas, no hay posibilidad de saber realmente cuántas fueron las personas gestantes que sufrieron algún tipo de problema a la hora de acceder a un aborto debido a que la práctica se hace de manera clandestina.

Según trascendió, estuvo internada en terapia intensiva con pronóstico reservado durante tres semanas en un hospital de la provincia. En los últimos días de su internación “había registrado una leve mejoría en su salud, por lo que ella esperaba con ansias regresar a su casa", pero finalmente falleció el 7 de noviembre a causa de las complicaciones post aborto.

La noticia se dio a conocer en medio del debate del proyecto para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que presentó el Ejecutivo. Se espera que el jueves 10 de diciembre se vote la Ley en la Cámara de Diputados.

"Es responsabilidad de las instituciones que no haya más muertas por abortar", escribieron desde la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en un comunicado expresando su repudio y exigiendo una respuesta urgente ante las personas gestantes que mueren en la clandestinidad.

El pasado lunes, organizaciones a favor de la legalización del aborto en Argentina convocaron a un "perejilazo" frente al Ministerio de Salud de la provincia en donde se dejaron ramos de perejil y carteles que decían “aborto legal es vida y salud pública”. La planta que se utiliza como condimento es muchas veces la elección de las personas gestantes para inducir un aborto, ya que no tienen la posibilidad de acceder a uno de manera segura.