Al tiempo que el país alcanza los 751 mil casos de Covid-19, los casos globales de coronavirus superaron este jueves los 34 millones, mientras siguen aumentando junto a las muertes de manera alarmante sobre todo en Europa, donde varios países sumaron hoy más restricciones, y Medio Oriente, donde Israel advirtió que su reconfinamiento casi total podría durar hasta un año.

La última actualización de casos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (en función de las informaciones que recibe de los países) reveló que en las últimas 24 horas se contabilizaron casi 220.000 nuevos contagios de Covid-19 en el mundo. A su vez, los fallecimientos rozaron los 4.900.

A nivel regional, el sur de Asia acumula 7 millones de enfermos por el virus y 115.000, respectivamente, con India a la cabeza. 

En Medio Oriente, la situación de Israel resulta alarmante. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, advirtió hoy que las restricciones contra el coronavirus pueden durar meses "o incluso un año", tras la decisión de su Gobierno de extender el confinamiento al reportarse hoy 8.919 casos, la cifra más alta de positivos en 24 horas desde que comenzó la pandemia.

Otro caso es Rusia, que registró casi 9.000 contagios por segundo día consecutivo, unos 450 más que la víspera y el mayor incremento en varios meses, según los datos ofrecidos este viernes por las autoridades sanitarias rusas.

Para el caso del continente europeo, desde el inicio de la pandemia acumula 5,8 millones de enfermos y 236.000 decesos. En este contexto, varios países apuestan por extender los plazos de las medidas sanitarias. En contrapartida, la UEFA (la Unión de asociaciones de fútbol europeas) autorizó esta semana el regreso inmediato de los espectadores a los estadios en las competiciones en el continente, con una capacidad máxima del 30% y según permitan las autoridades locales.

Para el caso de Reino Unido, el gobierno continúa extendiendo en toda Inglaterra las restricciones, que incluyen entre la prohibición de reuniones entre personas de distintos hogares en cualquier entorno cerrado, como pubs y restaurantes, debido al aumento de casos de Covid-19 que se duplicaron en la última semana y ya superan los 7.000 diarios.

El epicentro de la pandemia en África, Sudáfrica, por el contrario, aparece como el país donde la transmisión del coronavirus parece más contenida y con tendencia a la estabilización, tras registrar unos 672.000 casos.

El continente americano, en tanto, sigue siendo el más golpeado del mundo. Registra alrededor de 16,6 millones de positivos y 556.000 fallecidos y Latinoamérica continúa siendo la región más afectada, con unas 339.000 muertes y más de 9 millones los casos, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Perú ocupa el primer lugar del mundo en base a la cantidad de muertes por cada 100 mil habitantes, con 101 decesos, según el ranking de la Universidad Johns Hopkins, y que es seguido por Bélgica (87,1), Bolivia (69,9), Brasil (68,2), Chile (67,9), España (67,3), Ecuador (66,2), Estados Unidos (62,8), Reino Unido (62,7) y México (61,1).

Si bien Estados Unidos, Brasil e India son los tres países con más fallecidos en términos absolutos, la comparación entre las muertes de países con más de un millón de habitantes en relación con su población revela que Perú y Bolivia están entre los más afectados.

En cambio, si se analiza el número de casos figuran Colombia y Argentina -esta última con una curva ascendente y cerca de 737.000 casos-, mientras que entre los más afectados desde el inicio de la pandemia siguen firmes Estados Unidos y Brasil.

Además, la crisis destruyó al menos 34 millones de empleos en América Latina y el Caribe y podría hacer crecer las desigualdades de la región, advirtió recientemente la Organización Internacional de Trabajo (OIT), mientras instó a los países a adoptar "estrategias inmediatas" para intentar paliar estos daños.