La pandemia coronavirus y la cuarentena y aislamiento obligatorio que rige en varias de las principales ciudades del mundo, continúa arrojando magros datos económicos a lo ancho y largo del mundo. Un informe de la Organización Mundial del Comercio (OMC) arrojó que el intercambio global de mercancías tuvo una caída interanual del 18,5% en el segundo trimestre y se situó 15,5 puntos por debajo del nivel de referencia 100.

Los datos surgen del Barómetro del Comercio de Mercancías (BCM) publicado por la OMC, que este miércoles confirmó la fuerte caída del comercio en el período, a 84,5 puntos, el nivel más bajo registrado desde 2007 y similar al piso de la crisis financiera de 2008/09.

El informe sugiere que el comercio mundial evolucionó en línea con el menos pesimista de los dos escenarios esbozados en el pronóstico de abril de la OMC, que proyectaba que el volumen del comercio se contraería 13% en comparación con 2019.

Todos los índices que componen el BCM se mantuvieron por debajo de la tendencia, y muchos registraron mínimos históricos, aunque algunos comenzaron a estabilizarse.

Productos automotrices, 71,8 puntos, y transporte aéreo 76,5 y 40% por debajo del nivel de enero, forman parte de los peores registrados desde 2007, mientras el transporte de contenedores, con 86,9 puntos también sigue deprimido, aunque los pedidos de exportación, con 88,4, mostraron signos de recuperación.

Para el caso de los componentes electrónicos, los índices marcaron una caída de 92,8 puntos y materias primas agrícolas, con un 92,5, se mantuvieron estables y sólo con descensos modestos.

La OMC destacó la fuerte caída del transporte marítimo en febrero, cuando la gravedad de la pandemia se hizo evidente, y una posterior recuperación que volvió a contraerse en abril y mayo con la extensión de la emergencia sanitaria.

Las visitas a los puertos de los buques porta contenedores se redujeron alrededor del 7% interanual a principios de agosto lo que, según el informe, marca una "mejora modesta" respecto al descenso del 11% registrado en mayo.

Por otro lado, los mercados a futuro del cobre, un indicador adelantado de la actividad, cayeron un 27% a mediados de marzo comparado con los valores de enero; desde entonces, los futuros del cobre subieron 37%, lo que para la OMC es reflejo de "las crecientes expectativas de recuperación económica".