El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró este viernes que la ocupación de las camas de terapias intensivas bajó un 50 por ciento en la Ciudad de Buenos Aires, donde “se habilitó el 90 por ciento de las actividades" que tenían previstas, y destacó que “todos los comercios a la calle y las actividades profesionales” están permitidas, al anunciar una nueva extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el distrito.

También anunció que a partir del próximo martes habrá actividades para "revincular" a estudiantes que están "en su último año de primaria", para luego seguir con el último curso de secundaria.

Dijo que es necesario "seguir aprendiendo a convivir con el virus", porque "la idea no es que no hagamos algo hasta que llegue la vacuna".

Además, Larreta anunció la vuelta de "todo el sector de construcción" y las trabajadoras domésticas a sus tareas, iniciando por aquellas que trabajen en un solo domicilio. También adelantó que se habilitará las filmaciones para cines y televisión. Mientras que en las plazas se habilitarán las calesitas y postas aeróbicas.

Por otra parte, se habilitarán las salones comunes para las reuniones familiares en edificios, las reuniones sociales en espacios abiertos en clubes deportivos y un protocolo para visitar familiares en geriátricos.