El presidente Mauricio Macri busca nombrar al juez comercial que definirá el destino de Correo Argentino SA. El Consejo de la Magistratura, el organismo que elige y controla a los jueces, ya cumplió con casi todos los plazos del concurso 408, convocado en 2018 para cubrir el cargo en cuestión: una vacante en la Sala B de la Cámara Comercial.

Esa vacante es la que busca Macri para poder controlar la causa que involucra a su familia y que puede costarle al grupo Macri miles de millones de pesos. Solo resta que una comisión elabore una terna y envíe tres nombres al Ejecutivo para que Macri decida quién ocupará ese cargo clave. Luego, el Presidente debe enviar el pliego de su candidato al Senado y ver si pasa la prueba. 

La Sala B debería estar integrada por tres magistrados, pero actualmente sólo la componen dos: María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero y Matilde Ballerini. Un tercer miembro será clave para definir un posible empate frente a las disidencias cada vez más notables entre las juezas. Será clave cuando el Gobierno vuelva a cerrar un acuerdo con Correo para que la compañía pague su deuda con el Estado y defina el monto, los plazos y la tasa de interés.

Sin embargo, el trámite no estuvo exento de denuncias, la renuncia de un candidato y reclamos de la oposición por la supuesta manipulación de la conformación del jurado que debía evaluar a los candidatos.  Los concursantes rindieron exámenes, tuvieron sus entrevistas con los jurados, se analizaron sus antecedentes y ya hay una orden de mérito, de acuerdo a los documentos.

También será central en la investigación por presunto vaciamiento de Correo y los resultados de la pericia de los libros contables de las principales empresas de los Macri: Sideco y Socma. 

Cabe recordar que, en noviembre, el entonces consejero Rodolfo Tailhade (FpV) pidió acceso al expediente del trámite y descubrió una supuesta irregularidad. Cuando el Consejo sorteó a los jurados académicos, el azar arrojó a un profesor de la Universidad de Quilmes, pero en el expediente apareció una nota sin firma sosteniendo que no habían podido ubicarlo. Se volvió a sortear. Pero cuando los colaboradores de Tailhade llamaron a la universidad, consiguieron dar con él en cuestión de escasos minutos. 

Macri Los consejeros Graciela Camaño (Peronismo Federal), Diego Molea (académicos), Alberto Lugones (jueces) y Eduardo “Wado” De Pedro (FpV) también reclamaron explicaciones en las últimas semanas.  En diciembre, tras la denuncia de Tailhade, otra cuestión alteró los resultados: uno de los candidatos con más chances renunció al concurso.

El juez Gerardo Santicchia estaba quinto. Según informó el portal Perfíl, el magistrado confirmó que ya no está en carrera por el cargo no especificó las razones de su salida.

Hay diez candidatos, ocho hombres y dos mujeres. El juez Javier Cosentino quedó en el primer puesto, y los también magistrados Sebastián Sánchez Cannavó y Fernando D’Alessandro en el segundo y tercer lugar respectivamente.

El juez Diego Papa está cuarto y, tras la renuncia de Santicchia, el camarista civil Gastón Polo Olivera quedó quinto.

El Grupo Macri tuvo la concesión del Correo entre 1997 y 2003, año en que el gobierno de Néstor Kirchner le rescindió la concesión. En el decreto de rescisión, el Poder Ejecutivo Nacional señaló que la empresa sólo cumplió con el pago del canon durante el primer año de concesión y que a 2001 la deuda del Correo con el Estado en concepto de canon ascendía a $296 millones, que en ese entonces equivalían a US$ 296 millones, porque en el país regía la ley de convertibilidad.