A 24 horas de que el Gobierno Nacional rechazara la propuesta del Grupo Macri, que ofreció pagar un 20 % del total de la deuda del Correo Argentino, este viernes todos los acreedores, incluido el Banco Nación, dieron su negativa a la oferta de SOCMA y piden la quiebra.

Para evitarla quiebra, la familia de Mauricio Macri pidió pagar $1.000 millones, un oferta cinco veces menor a lo que adeuda. En respuesta, la Procuración del Tesoro pidió a la jueza de la causa avanzar en la declaración de la quiebra de la empresa. De concretarse, la sociedad Socma, nave insignia de los negocios de la familia Macri, deberá hacerse cargo de la deuda, según informa ámbito.com.

En el documento legal expedido por el organismo a cargo de Carlos Zannini se enumeró una serie de consideraciones y críticas sobre la última propuesta de la compañía para saldar la deuda del Correo.

La presentación, afirmó, fue realizada "en defensa de los intereses estatales" y para "evitar que el silencio" de la entidad "pueda ser interpretado como consentimiento" de la oferta de los Macri, la cual "contiene falacias", indicaron.

"Todos los planteos que ahora formula la Concursada son la repetición de cuestiones ya planteadas, tratadas oportunamente por los tribunales y rechazadas en todos sus términos", remarcó.

El pasado 29 de marzo se conoció que Correo propuso en la última audiencia dentro del proceso de quiebra de la empresa saldar su deuda con el Estado Nacional mediante un pago único de $1.011 millones.

Sin embargo, la fiscal general ante la Cámara Nacional en lo Comercial, Gabriela Boquín ya había dictaminado que el total adeudado no es esa cifra sino $6.000 millones, o sea, cinco veces más de lo que propone cancelar la empresa, cuyo principal accionista es el grupo Socma de la familia Macri.