El ex ministro de Transporte macrista, Guillermo Dietrich, fue procesado esta semana por administración fraudulenta, a raíz de la renegociación de los contratos de autopistas de acceso a la Capital Federal. Así lo dispuso la Justicia Federal en la causa que investiga la concesión de peajes en los accesos Norte (Autopista Panamericana) y Oeste (Autopista Acceso Oeste) entre 2016 y 2018. Por ese negociado, el Estado argentino perdió, al menos, 500 millones de dólares. 

Pero su situación complicada no termina ahí. También está en el ojo de la tormenta en el marco de la habilitación del polémico aeropuerto de El Palomar y que tiene a la low cost Flybondi como una de las principales apuntadas.

Según un informe confidencial de la Embajada de Estados Unidos en Uruguay, que generó un escándalo en ese país, se habla de un “grave caso de corrupción” para utilizar la pista militar del oeste del conurbano bonaerense como aeropuerto comercial. El ex ministro habría recibido sobornos por más de U$S 17,5 millones de dólares divididos en una gran cantidad de pequeñas transferencias a cambio de permitir el uso comercial de la Base de El Palomar.

Asimismo, está involucrado en una grave acusación por la ejecución de la obra del Paseo del Bajo en Capital Federal y sobreprecios en el proyecto que el ex presidente Macri presentó con bombos y platillos. La obra tuvo un gasto que superó los U$S 650 millones de dólares, según las cifras oficiales, con sobreprecios que aumentaron un 70% el presupuesto original. A la denuncia de sobreprecios que pesa sobre Dietrich, se suma que la parte más cara de esa obra se la quedó de forma irregular la empresa IECSA del primo de Macri, Ángelo Calcaterra.

En todos los casos, ya está la Justicia investigando. Dietrich, un "soldado de Macri", tendrá que enfrentar un futuro sombrío y sin fueros, ya que no fue candidato el año pasado. ¿Irá en las listas de 2021?