El Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta está incómodo por la situación de las causas de los barbijos, un escándalo que amenaza con tomar dimensiones fenomenales. Ahora, el fiscal porteño Maximiliano Vace pidió la inhibición de la jueza nacional Paula González, quien ordenó la detención del farmacéutico Damián Nevi acusado de no haber entregado barbijos al Gobierno porteño y quedarse con una suma millonaria por una transacción que no se completó.

Según su planteo, el hombre que tiene como jefe a Juan Bautista Mahiques, el objetivo es unificar causas ya que la administración de Rodríguez Larreta denunció a la empresa intermediaria de la compra, E ZAY, por estafa dado que le abonó la mitad del contrato y no recibió los insumos médicos solicitados. De avanzar el pedido de apartamiento, la magistrada y la fiscal Mónica Cuñarro ya no tendrían a su cargo la investigación que en sus manos podría alcanzar a funcionarios de la Capital Federal.

Según reseñó El Destape, la jugada del fiscal que responde a Mahiques, un hombre de la mesa chica del macrismo, es clave: asegurarse que la causa quede en tribunales porteños, donde el PRO tiene un aceitado vínculo con fiscales y jueces. 

El 4 de abril de 2020, la firma E ZAY (que se dedicaba al mundo de herramientas de informática y nuevas tecnologías y se reconvirtió en febrero de este año, ante la pandemia, para extender sus actividades al rubro de la medicina) recibió una transferencia bancaria por parte del Gobierno de la Ciudad por $ 162.350.000, la mitad de los $340 millones de una contratación directa adjudicada el 30 de marzo para la adquisición de cinco millones de barbijos antibacteriales de un solo uso.

Inmediatamente después de haber recibido ese dinero, la compañía denunciada por el Gobierno porteño - E ZAY - transfirió  $ 60.500.000 a la cuenta bancaria de Damián Andrés Nevi, quien es socio gerente de la firma MEDINSUMO SRL. Como contó El Destape, entre las dos compañías se desató una especie de guión de película tragicómica con entregas que estaban a punto de llegar, jamás arribaron y camiones robados. Excusas por todas partes que derivaron en el perjuicio de las arcas públicas y la ausencia del material comprado.