El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta quedó otra vez envuelto en un escándalo por la compra de barbijos en medio de la pandemia. La empresa E-ZAY, dedicada al rubro informático, le vendió 5 millones de máscaras por $340 millones y cobró el 50% de esa operación por adelantado, es decir $170 millones. Sin embargo, hasta el día de hoy apenas entregó apenas 150 mil, menos del 10%. 

La estafa puso al descubierto a una empresa intermediaria que no fabrica los barbijos y ni siquiera tiene página web. En la documentación que le entregó a la Ciudad figuran dos teléfonos que nadie atiende y una dirección en Puerto Madero que no aparece en los registros comerciales, reseñó Infobae, que se aseguró de nombrar a Larreta en su artículo periodístico. 

La trama arrancó el 30 de marzo. A través de la Resolución N° 87/2020, el gobierno porteño le compró a la empresa E-ZAY SRL 5 millones de barbijos. Fue una contratación directa basada en la emergencia sanitaria.

La resolución lleva la firma del ex Subsecretario de Administración del Ministerio de Salud, Nicolás Montovio, quien tuvo que renunciar a mediados de abril por la compra de barbijos N95 a la empresa Green Salud. Tal como reveló Infobae, esos barbijos estaban vencidos desde mayo de 2016. Y ahora la Justicia investiga si hubo un sobreprecio.