La audiencia pública por la rezonificación de Costa Salguero comenzará este viernes con 7.044 inscriptos que cada día escucharán la opinión de unos 250 oradores sobre la construcción de edificios en la Costanera Norte, frente al Río de la Plata, iniciativa del Gobierno porteño que generó un fuerte rechazo en sectores de la Legislatura porteña que defienden el sentido público de esa zona de la ciudad.

La audiencia comenzará a las 14 y será la primera de 29 jornadas que se extenderán hasta el 27 de enero del año próximo, y se desarrollarán de manera presencial y virtual.

El esquema de la audiencia -que comenzará hoy con la exposición de funcionarios y diputados porteños y de los primeros oradores- incluye dos fechas en noviembre, 12 en diciembre y 15 en enero, lo que obligará a la Legislatura a mantener la actividad durante un período que, habitualmente, se destina al receso de vacaciones.

La convocatoria pública por la rezonificación de Costa Salguero cuenta con 7.044 inscriptos que darán su opinión respecto del cambio de normas urbanísticas para los terrenos donde funcionó Costa Salguero y el predio lindante de Punta Carrasco a fin de habilitar la construcción de edificios de hasta diez pisos de altura.

La iniciativa del Gobierno porteño generó el rechazo entre organizaciones sociales, barriales y ambientalistas que impulsaron, en cambio, una iniciativa para que ese espacio se transforme en un parque público que permita el acceso al Río de la Plata.

El proyecto para rezonificar Costa Salguero y el predio contiguo, Punta Carrasco, fue impulsado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y obtuvo una aprobación en primera lectura en octubre último, con los votos del oficialismo y aliados (Vamos Juntos, UCR-Evolución y Partido Socialista) y el rechazo de la oposición (Frente de Todos, Frente de Izquierda, GEN y Consenso Federal).

El proyecto de Rodríguez Larreta prevé la construcción en Costa Salguero de edificios de hasta 10 pisos, en tanto que el Frente de Todos (FdT) y organizaciones como el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) se oponen y proponen que esas tierras sean destinadas a un parque público en el que todos los habitantes de la Ciudad puedan disfrutar de la vista al río.