Consecuencia de las políticas de ajuste que continúan golpeando duramente los ingresos de los trabajadores, los clubes de barrio crecen en el interior de la provincia que comanda la gobernadora Vidal.

Una postal del 2001 que parecía sepultada en el pasado volvió a tomar fuerza en el presente, donde vecinos y vecinas del partido de Bahía Blanca que comanda el intendente de Cambiemos, Héctor Gay. intercambian objetos por artículos de primera necesidad, como alimentos y bebidas.

Todos los miércoles entre las 14 y las 16, una multitud de bahienses se reúnen en Coronel Vidal al 700, en Loma Paraguaya, y en la sociedad de fomento de Juana de Azurduy 1345 de Villa Delfina, para intercambiar artículos de primera necesidad.

Según medios bahienses, al menos tres barrios más se sumarían a la movida y abrirán clubes en las próximas semanas.

Según el medio InfoGei, el único requisito para sumarse es no usar dinero real ni comercializar productos provenientes de ayudas sociales. Quienes van por primera vez reciben 400 créditos en billetes ficticios.