Tras la crisis de 2001 el fenómeno del club del trueque parecía haber quedado atrás, sin embargo en la Argentina de Mauricio Macri  y María Eugenia Vidal todo es posible. En algunos municipios del Conurbano volvieron los clubes y ferias de trueque con fuerza. Genera alarma en los intendentes que admiten que la mayoría de los intercambios son de artículos de primera necesidad como leche o pañales y alimentos de todo tipo como carne, pollo, frutas, verduras, azúcar, leche y aceite.

En José C. Paz creció de modo exponencial en el último año. Se organiza al costado de la Ruta 24 -en el límite con Moreno- donde hay una feria que funciona hace tiempo al lado de la vía del ferrocarril San Martín y que se extendió desde que comenzaron a usarla como sede para el trueque.  “La idea es tratar de frenarla porque agarra mucho de la banquina de la Ruta 24 (ex 197). El intendente está muy preocupado por el tema", reconocieron desde el entorno de Mario Ishii al medio LPO.

Desde La Matanza detallaron que tienen un mercado de trueque muy grande que funciona en Laferrere, donde hay actividad principalmente los domingos pero la feria también se abre otros días. 

A diferencia de lo ocurrido en 2001, estas ferias se suelen convocar a través de las redes sociales donde la gente comienza a negociar el canje de sus productos y después van a los espacios públicos de los municipios para concretar el trueque.