"Si Coca Cola tiene que cerrar porque no le dan las ganancias, cerremos el país y nos vamos", ironizó Pablo Moyano de Camioneros. Y advirtió sobre la situación en Coca Cola: "No vamos a permitir ni una suspensión ni despidos".

El dirigente gremial analizó de este modo la declaración de crisis por parte de la corporación norteamericana. Sospecha que pueda ser una maniobra para realizar despidos. 

En el marco de una entrevista radial con la emisora AM 530, el dirigente de Camioneros enfatizó: "Vamos a marchar, vamos a hacer todo lo que haya que hacer para evitar los despidos". Mientras, recordó: "Camioneros en Coca Cola tiene 1500 trabajadores". 

"La semana que viene vamos a convocar a una asamblea con más de 10 mil trabajadores para plantear cómo vamos a seguir. Vamos a rechazar cualquier modificación del convenio colectivo de trabajo y no vamos a permitir que haya un camionero en la calle", agregó. En total, la empresa tiene 2500 empleados.