La expresidenta y actual senadora, Cristina Fernández de Kirchner, se refirió a la decisión de Gobierno de Mauricio Macri de dar marcha atrás con la compensación a las empresas de gas. Lo hizo a medias: en vez de pagarlo directamente los consumidores, lo hará el Estado con más subsidios.  

"Acabo de leer la noticia acerca de que el Estado se haría cargo de una parte de la rentabilidad de las empresas en materia de tarifas de gas, por el impacto que tuvieron en sus balances por la devaluación. De guatemala a guatepeor", escribió CFK. 

Y siguió: "Ahora van a destinar recursos públicos, o sea impuestos que pagamos todos y todas, para que las millonarias cifras de ganancias en dólares que las empresas lograron por los tarifazos, no disminuyan por la devaluación".

"En criollo: al ciudadano o ciudadana común que sufrió el impacto de la devaluación en su salario, en el supermercado, en la prepaga, en el colegio de sus hijos, en el transporte, en los medicamentos... A esos nadie les cubre nada y les sigue aumentando todo", describió. 

Por último, increpó: "Este ya ni siquiera es un gobierno de ricos para ricos, sino de algunos ricos para ellos mismos y para sus amigos". Por último, ironizó: "Espero que lo publicado sólo sea un error de información y que las empresas productoras y distribuidoras de gas absorban la devaluación como lo ha hecho el resto de los argentinos y argentinas de a pie, los comerciantes y los empresarios".