Cristina Fernández de Kirchner participó  del plenario que realizó el Frente de Todos en La Plata. En un mensaje a toda la militancia, la vicepresidenta  sostuvo que "es posible revertir las más profundas crisis y emerger". En el mismo tono, sostuvo que "la vida que queremos la vamos a volver a tener".

"Cuando un Gobierno se compromete firmemente con el bienestar de su pueblo les aseguro que es posible porque ya lo hicimos", dijo el plenario que encabezó el presidente Alberto Fernández.

En otro momento, Cristina analizó el spot que define la campaña del FPT, “La vida que queremos”, e hizo mención a la llegada de la pandemia a pocos meses de que Alberto Fernández asumiera como presidente y llamó a reflexionar sobre el futuro.

Cristina: “Tenemos que imaginar la vida que queremos porque la vamos a volver a tener"

“Tenemos que imaginar la vida que queremos porque la vamos a volver a tener. Cuando un Gobierno se compromete firmemente con el bienestar de su pueblo les aseguro que es posible revertir las más profundas crisis y emerger”, sostuvo Cristina Kirchner.

Y agregó al respecto: “Esto no es un discurso, esto lo hicimos en Argentina a partir del año 2003 con mucha dificultad al principio. Veníamos de una crisis muy grave, un endeudamiento muy grande. Y luego fuimos construyendo bienestar. Pero el bienestar también se construye con decisiones políticas que no siempre son somáticas. Es más, casi son antipáticas para los grandes y poderosos de adentro y de afuera”.

Recordó entonces la creación del Fondo de Sustentabilidad de Garantías "que permitió la extensión del beneficio provisional a millones de personas” posterior a la recuperaciones de las AFJP.

“Cada argentino tiene que saber que para recuperar la vida que queremos tenemos que tener sentados en la Casa Rosada, y en cada una de las Cámaras del Poder Legislativo, hombres y mujeres que estén dispuestos a soportar las más grandes presiones y ataques que sufren cada uno de los que queremos que la vida de la gente sea mejor”, enfatizó la Vicepresidenta.

Reclamó que “para aquellos dirigentes que pusimos todo, poco o mucho lo que sabíamos y podíamos dar, nos cobraron muy caro aquella osadía”.