Este lunes la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó un video en su cuenta de Twitter, donde se muestra yendo a los Tribunales Lomas de Zamora para declarar ante el juez Federico Villena, en el marco de la causa que la tiene como testigo e investiga un supuesto espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, del que habría sido víctima.

En paralelo, Cristina remarca que, camino al juzgado federal de Lomas de Zamora, no la sigue ningún móvil de televisión "a diferencia de otras veces, cuando el que me citaba era Bonadío en Comodoro Py en causas armadas, no me sigue en esta oportunidad ninguna moto", dijo. "Es raro, que no me sigan, digo, porque la causa judicial por la que estoy convocada es un verdadero y auténtico escándalo. Inédito", continuó.  

"¿Porqué lo digo? Escuchá bien", advierte CFK que luego denuncia: "La AFI que depéndía de Mauricio Macri utilizó narcotraficantes para realizar atentados a funcionarios de su propio gobierno y seguimiento y espionaje político tanto a opositores como a sus propios dirigentes". 

"¡Increible! El Estado argentino contratando narcotráficantes. Y pensar que ese gobierno, el de Macri digo, le vendió a todos los argentinos y argentinas que venían a combatir el narcotráfico", remató. 

Por último, la ex presidenta recordó las llamadas telefónicas privadas entre ella y Oscar Parrilli que Luis Majúl hizo públicas en su programa durante el macrismo. "La verdad que en ese momento pensé que la Corte iba a intervenir. Sin embargo, nada de eso ocurrió". 

El caso que investiga el juez Villena, se inició a raíz de los dichos de un narcotraficante que declaró ante la justicia que había sido contratado por la Agencia Federal de Inteligencia, bajo la gestión de Gustavo Arribas, para "darle un susto" a un ex funcionario del Ministerio de Defensa.