En Rosario y en el marco del Día de la Bandera, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó su libro "Sinceramente". Ante una multitud, la precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos hizo un repaso por varios capítulos de su libro, que incluyeron anécdotas con el ex presidente Néstor Kirchner, charlas con su hijo Máximo, a la vez que se permitió hablar del presente económico, político y social del país.

En ese sentido, la Senadora por Unidad Ciudadana hizo referencia al acto oficial del presidente Mauricio Macri por el Día de la Bandera, que incluyó agravios contra el líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, y su hijo, Pablo. "¿Era necesario, en un colegio, rodeado de chiquitos, insultar a un gremialista?", se preguntó.

En el mismo tono, Cristina recordó que el propio Moyano, "es el mismo que estaba" con Macri el "17 de octubre de 2015, cuando inauguraron un busto de Perón" en la ciudad de Buenos Aires, por lo que consideró que el Presidente, "además" de su "mal gusto", es "desmemoriado".

En otro orden de cosas, la senadora interpeló el rol de los medios: “Cuesta creer que sea ejercicio de periodismo cuando construyen cuando a un futuro presidente lo va a manejar este o cual. ¿Nadie dice que lo maneja Christine Lagarde a este presidente?".

Al igual que en Santiago del Estero, Cristina, estuvo acompañada por el periodista Marcelo Figueras, con quién recordó que no volvía a Rosario desde que era presidenta, cuando en 2015 protagonizó el acto oficial por el Día de la Bandera en el Monumento rosarino, sin dejar pasar que Manuel Belgrano es su "prócer favorito".

"En aquel acto de 2015, hablábamos de la reducción del endeudamiento y de la pelea con los fondos buitres. Hoy vuelvo a Rosario con el Fondo Monetario en la Argentina", comparó la senadora su gestión con la del presidente Mauricio Macri y subrayó que fue, precisamente, un 20 de junio el día en el que el nuevo acuerdo con el FMI comenzó a aplicarse. "¿Lo hicieron a propósito o entienden la patria de otra manera?", lanzó Cristina. 

 

 

Antes de ir al acto, Cristina recibió al intendente electo de Rosario Pablo Javkin. La visita se originó a partir de un pedido de su hija Camila, de 6 años. Durante unos minutos Cristina dialogó con la niña y Pablo Javkin a quien felicitó por la reciente elección.

Durante el encuentro, Cristina le preguntó a la niña qué quería ser ahora que su papá es intendente, “La hija del intendente”, respondió Camila, provocando la risa de la ex presidenta.