"Desde hoy el Ministerio de Justicia es el Ministerio de Defensa de Cristina Kirchner, varias veces imputada por corrupción. El flamante titular de la cartera, Martín Soria, ha sido elegido para atacar a los jueces en el nombre de la inocencia forzada de lo que yo llamo ‘la vicepresidenta en ejercicio del Poder Ejecutivo".

"Es la última concesión del Presidente, de lo que queda de su poder. La flamante designación de Soria es el resultado de la pérdida de uno de los baluartes de lo que nunca fue: el albertismo”.

"Porque mientras que en el Palacio la realidad es defender a Cristina Kirchner de las causas de corrupción, para el común de la gente la realidad latente es ver cómo salir del atolladero de cómo hago para tener una vacuna”.

"Apenas 3 o 4 de cada 10 personas que reciben la vacuna contra el coronavirus son adultos mayores. Hace más de dos semanas que la Argentina no recibe ningún cargamento con inoculaciones. Cualquier cálculo sobre el momento en que estará inmunizada la población de riesgo es una mera utopía. No obstante, este gobierno, el mismo de las vacunaciones VIP, el que no cumplió con las 10 millones de dosis prometidas para febrero, el que mostró que más bien se convertía en motochorros de vacunas, lo único que tiene para ofrecer es la guerra contra la Justicia. Esto tiene el título de lujo asiático si uno piensa en las realidades urgentes de la población”.

 "Se profundizará el conflicto de poderes, la guerra contra la Justicia y la presión contra una característica determinante de una república que es la división de poderes”, sentenció la periodista.

Fuente: La Rosca Show