La auditoría surgió por pedido de la secretaria Administrativa del Senado, María Luz Alonso, quien solicitó la realización de un estudio de lo actuado en 2019 puesto que se detectaron algunas “irregularidades” en cuanto a la designación de personal, la creación de nuevas áreas administrativas y recategorizaciones por fuera de la normativa vigente.

Cristina Kirchner decidió entonces la formación de una Comisión Revisora que deberá emitir un informe en un plazo de 60 días. Concluido el procedimiento de análisis, se elevarán las conclusiones a la Presidencia junto con “las propuestas respecto a las medidas correctivas que pudieren corresponder en relación a las irregularidades que fuesen detectadas”. En la resolución la vicepresidenta invita a los sindicatos con actuación en el Congreso de la Nación a participar de la actividad de la Comisión creada en calidad de “veedores”.

Según la resolución, Michetti dictó actos administrativos que “vulneran explícitamente los derechos de los trabajadores”. La Dirección General de Recursos Humanos ya se había expedido en contra al entender que se incumplían con diversas disposiciones legales que perjudicaban a los trabajadores de la Cámara alta.

Los expedientes que Alonso mandó a auditar van desde “órdenes de pago impagas” por más de $60 millones; deudas en los servicios de limpieza; en licencias y televisión por cable; con la agencia estatal Optar, que se encarga de los pasajes aéreos y terrestres por $45 millones; fondo de reserva en plazos fijos destinados a obras en ejecución, y más de 150 líneas telefónicas cuyos usuarios aún no fueron identificados, según dejaron trascender fuentes del oficialismo en el Senado.

La mira está puesta también en los gastos que demandaron los viajes de Michetti al exterior. Sólo en 2019 realizó recorridas por Indonesia, Singapur, Ecuador, Qatar, entre otros países. En todos ellos fue acompañada por entre uno y dos custodios que, obviamente, contaron con todos sus gastos pagos.

Un caso que será investigado es el de la gira por Indonesia y Singapur, realizada entre los días 7 y 12 de mayo de 2019. Por ese viaje, se pagaron viáticos y “gastos eventuales” para dos agentes de la custodia por un total de 2.268 dólares y 5 mil dólares, respectivamente. Como esos cinco mil dólares resultaron insuficientes, luego se autorizaron otros 558 dólares extra para cubrir el “excedente de gastos” de ambos agentes. A la cotización del dólar del Banco Nación para esa fecha (46,10) equivale a 360.778 pesos.

Fuente: Info135, El Destape