Fue en el marco del debate del proyecto de ley de reestructuración de la deuda bajo legislación argentina, cuando una vez más, la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, tuvo que cruzar a un senador de Juntos por el Cambio por no saber el reglamento.

Esta vez, el reto se lo llevó Estaban Bullrich, quien quería retrucarle a José Mayans las críticas al gobierno de Macri. La vicepresidenta le explicó que no tenía el derecho en el uso de la palabra en los términos en los que se estaba expresando.

Fuente: Diario Registrado