La vicepresidenta Cristina Kirchner sigue con una "evolución favorable" tras la cirugía a la que fue sometida este jueves por la mañana en la que se le detectó un "pólipo uterino" de "características benignas".

Estas fueron las conclusiones del segundo parte médico que difundió hace minutos el Sanatorio Otamendi, en el que se consignó que la titular del Senado se encuentra "en buen estado general y con buena recuperación de la anestesia".

Según pudo saberse, CFK deberá quedar unos días en la clínica haciendo reposo y en observación. En 15 días, aproximadamente, podrá retomar su agenda normal de actividades. 

La cirugía estuvo a cargo de los doctores Javier Ortiz, del staff del Hospital de Clínicas; y Fernando Gorosito, del Otamendi.