El Congreso evalúa establecer una ley que permita cobrar un impuesto extraordinario a las principales fortunas del país. En principio, la medida podría acotarse a quienes entraron al blanqueo de 2016. Vale recordar algo: quien blanquea fondos, antes evadió el pago de impuestos al Estado. 

Según diferentes cálculos, el blanqueo de 2016 alcanzó a los 116 mil millones millones de dólares. Sobre ese total, se podría cobrar un impuesto extra del 1%, lo que podría superar los mil millones de dólares (más de 65 mil millones de pesos). 

Entre los que primero evadieron y luego blanquearon, se encuentra Gianfranco Macri, que pudo entrar a la moratoria gracias a una decisión de su hermano, el entonces presidente argentino. Gianfranco blanqueó casi 700 millones de pesos. Si se confirma el 1% extraordinario, debería pagar 7 millones de pesos, lo que alcanza para comprar 7 respiradores que se necesitan para enfrentar la pandemia de coronavirus.