El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, afirmó que se nota una lenta mejora en el marco de un momento complicado. "Hay mucha gente que la pasa mal pero hay un poco más de actividad económica. En los barrios hasta hace unos meses sólo veía angustia. Hoy también veo esperanza porque hay más actividad en los rubros construcción y textil”, aseguró 

Además, admitió que “tenemos un problema serio con el precio de los alimentos” y destacó que “hay 10 millones de personas que reciben asistencia alimentaria”.

En ese marco, Arroyo destacó el Plan Potenciar Trabajo que actualmente alcanza a 1.000.000 de personas y cuyo objetivo fundamental es “vincular los planes sociales con el mundo del trabajo”.

Señaló que para ponerlo en marcha se hicieron convenios con diferentes PYMES del sector de la construcción, la producción textil y de alimentos, el reciclado y el cuidado de personas. Allí se acordó que el gobierno paga la mitad de un salario mínimo, la empresa le brinda una capacitación de 25 horas semanales y las personas terminan cobrando el total de un salario mínimo por, al menos, 8 meses. 

Además, Arroyo dijo que la Tarjeta Alimentar hace muy poco fue reconocida como una de las buenas prácticas en la lucha contra el hambre por Naciones Unidas y resaltó que hoy esta política alcanza a los chicos de hasta 14 años”.

Finalmente, agregó que desde hace 15 días ya se trabaja en el “Operativo Frío” con el objetivo de “acompañar a la gente que está en la calle y a quienes tienen viviendas muy precarias. Se entregan frazadas, estufas y en la Patagonia se ayuda con leña” y señaló que, al mismo tiempo, se ha reforzado la cobertura y asistencia para comedores y merenderos.