El ministro de Desarrollo nacional, Daniel Arroyo, reconoció que hay problemas con los precios de los alimento, en alza desde fines del año pasado. "En los barrios es más alta la inflación. Está claro que el problema es el precio de los alimentos", advirtió. La inflación de los alimentos fue del 45% en 2020. 

"Las familias se endeudan en un 200%. Es complicado acceder a los precios populares por eso avanzamos con logística para mejorar el acceso", siguió. 

"Estamos en un contexto muy complicado. Por eso estamos pensando en un aumento para la tarjeta alimentar", advirtió. 

Luego, Arroyo se refirió a la Mesa Social contra el Hambre, que volverá a reunirse en febrero. "Tuvo continuidad a través de las comisiones de trabajo”, aseguró. Y contó algunas ideas: "Queremos que los comedores se transformen en clubes y las familias vuelvan a comer a sus casas".