El ministro de Desarrollo Social de Nación, Daniel Arroyo, explicó que el gobierno están atentos a la evolución de la pandemia y que de confirmarse un rebrote, "vamos a tomar medidas sociales excepcionales". Además, aseguró que la cuestión social está mejor en relación a los meses difíciles de la pandemia.

"Hace cinco semanas hay menos gente en los comedores debido a la recuperación del trabajo (formal e informal) y las changas", relató.  

Además, se refirió a los aumentos en los alimentos, un tema que preocupa mucho. "Así como trabajamos con los precios del pan y la leche, vamos a avanzar con la carne, para ayudar al bolsillo de los más pobres", contó. 

En diálogo con Días Distintos por Radio Provincia, señaló que también están trabajando mucho con el foco en 4 millones de personas que viven en condiciones de hacinamiento. Actualmente, desde Desarrollo Social, trabajan en 400 barrios vulnerables. "Es la segunda política central de Estado, después de la AUH", describió.