De acuerdo a los números del Ministerio de Seguridad de la Nación, entre el 21 y el 26 de marzo unas 6.191 personas fueron detenidas en todo el país por violar la cuerentena obligatoria. A todos se les iniciaron causas penales por no cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional para mitigar el impacto del coronavirus (Covid-19).

Además, se controlaron 206.716 vehículos, de los que quedaron 938 quedaron secuestrados y demoraron a 201.913 personas a las que se les solicitó que regresaran a sus hogares por no contar con la documentación necesaria para circular.

Los números surgen de un informe del Ministerio de Seguridad de la Nación sobre los operativos de seguridad llevados adelante por las fuerzas federales entre el 21 de marzo y la tarde de este jueves.

“Esta jornada secuestramos muchos autos y detuvimos a personas porque se terminó la paciencia, lo que está en juego es la vida de la gente y nadie puede especular con eso”, sostuvo el presidente Alberto Fernández.

Asimismo, la cartera que conduce Sabina Frederic que las cuatro fuerzas federales continuarán extremando su trabajo y presencia en cada uno de las rutas y caminos donde han dispuesto retenes.

También permanecerán los controles móviles que se definen día a día con el objetivo de cubrir diferentes zonas del país y evitar así la circulación de personas que no cuenten con la correspondiente autorización.