No hay DNU que le venga bien. La periodista Cristina Pérez pasó de anti-cuarentena a anti-apertura en solo un rato. El motivo: el anuncio del Gobierno de Alberto Fernández, al que odia, de abrir actividades ante la caída de contagios por COVID. 

"Durante la pandemia al Gobierno no le importaron las libertades individuales. Las despreciaron. Les pasaron por encima con decretos que avasallaban las garantías y acusaron de anti vida a quienes quisieran defenderlas", aseguró Pérez. 

"Ahora que vuelven a necesitar disfrazarse de lo que no son, ahora creen que pueden repartir libertades como si fueran dádivas", siguió la periodista en una columna en Infobae. Hasta hace dos días, Pérez pedía justamente lo mismo que ahora cuestiona. El cambio se explica sólo por su rechazo al gobierno nacional. 

"En una nueva voltereta, intentan simular que de pronto les importa que vuelva todo. Que vuele el barbijo. Que refuercen las clases que ellos militaron cerrar. Que abran los boliches y que la fiesta tape la desgracia", siguió la comunicadora con sus mentiras. Todo vale con tal de criticar al oficialismo...